domingo, 3 de diciembre de 2006

Storm



Los truenos bramaban por toda la bahía en esa noche oscura como la boca de un lobo, iluminada tan sólo por un relámpago esporádico o la luz del faro del acantilado. Un barco perdido luchaba contra los elementos para tratar de salvarse de un naufragio seguro en ese mar embravecido que embestía contra todo lo que encontraba a su paso, contra los acantilados que elevaban el faro hacia las tenebrosas nubes negras que cubrían el cielo con un manto de negrura. Era un faro viejo, semiderruido por el paso de los años pero que seguía sirviendo de guía a los barcos que en noches como aquella se encontraban en medio del infierno de olas en que se convertía el golfo, cuando el mar reclamaba con furia víctimas con las que saciar su sed y ampliar su tesoro oculto en los insoldables fondos abisales.
Por el borde del acantilado caminaba una joven figura femenina que vestía una fina túnica blanca que apenas la protegía de la intemperie. Su largo cabello azabache se dejaba agitar por el viento, a pesar de estar tan húmedo que cada movimiento desencadenaba una tromba de gotas de agua que se unían a la danza de las miles de la tormenta. Por su cara triste, vacía, sin alma, corría el agua, sustituyendo las lágrimas que ya no podían caer, acariciando sus mejillas por última vez.
Ascendía poco a poco, iluminada de vez en cuando, como un fantasma salido del inframundo que quisiera volver a él. Caminaba lentamente, midiendo y cuidando cada paso para no resbalar y que la caída resultase fatal. Se alejaba inexorablemente de su origen, suspirando por cada recuerdo que pisaba.
La luz del faro daba vueltas continuamente, siguiendo la rutina de cientos de noches, agotando poco a poco sus fuerzas, su tiempo. Avanzando, al igual que aquella figura, hacia su fin. Un rayo cayó en lo alto de la torre, provocando una sacudida que comenzó a derrumbarla. La luz permaneció encendida un instante más, suficiente para despedirse de esa naturaleza salvaje que tantas veces le había acompañado y luego se apagó, sumiendo a la bahía en unas profunda tiniebla, dejando a las embarcaciones rumbo a su perdición.
La joven llegó al pie del faro en el momento en el que el rayo golpeaba el faro y, cuando las sombras la envolvieron, dio su último paso hacia el mar y...cayó.

11 comentarios:

Tamaruca dijo...

Hay una pestaña que se llama "Redactar", ¿no?

Espero que sea eso... esque yo no tengo el blogger beta :-S

¿Es muy complicado?

¡Suerte!

Dulce Locura dijo...

Paciencia...


Espero que todo se haya solucionado con la barra de herramientas.

Cuando quieras, vuelve a visitarme :)


Un beso

VerLaLunaLlena dijo...

¡Hola!
Visité tu antiguo refugio muchas veces y puse un par de comentarios. Hoy me he encontrado con que te habías mudado... ¡Esto está muy bien! Las descripciones que hay en tus relatos son muy buenas... Me gusta...
Quedo a la espera de un nuevo relato... ¡con un final feliz!

Besos.

yepetta dijo...

en serio lo has echo tu??

uuuaaaauuuuu U.U

Oz dijo...

Bueno, otro comentario mío... que como en todos pongo lo mismo pues no sé como no te resulta rayante jeje...

Muy buena la ambientación, de novela gótica... que pena que no pueda ver la imágen T.T

Dark kisses y sigue escribiendo

Tamaruca dijo...

Es un relato muy triste... entre que toi sensible y lo bien que escribes, me has dajado toda ploff!

Te está quedando precioso el blog ;)

Muackiss!!

Dulce Locura dijo...

Me ha gustado la historia, porque no me imaginaba ese final...

Es que yo también estoy triste :(



Un beso

Darka Treake dijo...

Siento romper el encanto diciendo que me imaginaba que ella terminaría en el agua...
pero me has dejado con la duda, de si cae, al no ver nada, o se tira...

¿¿Puedo pensar que se ha caído??
pobre chica...

me encanta como escribes...

Nunu dijo...

La tormenta más dura, la que a veces parece que nunca acabará es la que hay dentro de uno mismo.
Pero después de la tempestad llega la calma y, tras la resaca, las olas han dejado en la playa algunos de los tesoros del mar.

Guzman dijo...

debo reconocer que me ha impresionado esta historia, con que fuerza y que bien está escrita (dime que no es tuya por favor ...XD).el tema ya sabes que no me hace mucha gracia, tan dramatico, pero ya digo, un detalle sin importancia.Muy bien, si señora, muy bien.(¡...!)
y esto conduce irremediablemente al asunto a comentar, y es que en este mismo momento estoy entrando a participar en la élite de las personas de la sociedad 1ºBACH A que tienen la oportunidad de visitar tu camino e incluso dejar una pequeña huella en él!
Y, finalmente, resumiendo, decir que me ha gustado tu blog, muy logrado, la unica cosilla ya sabes, demasiado negro, demasiada tristeza. pero, evidentemente, para gustos estan los colores.
Pongámosle...un...notable, puede ser?(GRR..)
y nada mas, sigue asi, a ver si acabas por encontrarte, lol. 1 besote de tu enemigo publico nº1!!;-)

Des_control dijo...

Es precioso...
Espero que los sentimientos que te hayan movido a escribirlo se vayan curando poco a poco...

Mil besos.
(Por fin lo leí, lo tenía como pendiente porque nunca tengo tiempo :P. Me alegro de haber sacado un ratito ;))