miércoles, 26 de agosto de 2009

Asalto al castillo del pop

(crónica del viernes y el sábado en el ecopop '09)



Asalto al castillo del pop realizado.Resultado: altamente satisfactorio. Duración: un día (o tres, depende de como se mire) con sus dos noches, ocho conciertos y más bailes de los debidos pero menos de los pretendidos.
Objetivo cumplido, mi general, regresamos con un botín de grandes recuerdos y nuevos grupos a los que escuchar, sorpresas y no tan sorpresas, voces gastadas de tanto cantar y los pies doloridos de bailar hasta estando sentada.

Comenzó con un intento de asedio con el buen sonido de Entertainiment, pero su fuerza no la esperábamos y el asedio se convirtió en un ataque en toda regla. Quizá por eso nos encontramos pocos escuadrones en el interior del castillo, dado que al resto les pilló desprevenidos y en sus posiciones de asediantes.
El siguiente movimiento nos hizo temer una batalla perdida, el batallón Klaus & Kinski nos defraudó con su ataque poco intempestivo, más bien tranquilito como no debería ser (a mi parecer de soldado raso) un ataque. Su comandante en voz parecía no ponerle ganas suficientes y las fuerzas del resto del grupo quedaron algo aplacadas. Alguien debatió la posibilidad de que no fueran sino defensores camuflados, aunque hay que decir que a pesar de todo es un batallón con una táctica destacable que en otras ocasiones no creo que deje indiferente.
Por suerte Cooper nos rescató del declive y ligero tedio en el que sin quererlo caímos y comenzaron a caldearse los ánimos en la toma del castillo. Pronto llegaron las baterías de Lori Meyers, numerosas cuando menos (dado que este batallón cuenta con dos) y disparando metralla ya desde el principio provocaron un enérgico ataque por parte de los diferentes componentes del grupo. Saltamos, cantamos, bailamos con ganas y nos intentaron atacar por la espalda para robarnos nuestras buenas posiciones, obtenidas con sudor a lo largo de la tarde-noche. Pero logramos resistir sin caer agotadas para la última oleada de la noche.
El golpe definitivo lo dio Love of Lesbian, sorprendiendo tanto a quienes no habían visto ninguna otra actuación suya como a los que habíamos tenido el honor de presenciar otras maniobras. Alguno de los soldaditos de mi escuadrón llegó a quedarse sin palabras (o sin otra cosa que sus palabras) para las siguientes jornadas. Cabe destacar que pude ver en directo una forma de ataque que (creo recordar) no se dio en la toma de Valladolid, a través de Incendios de nieve, la cual sin duda influyó favorablemente para que al final el patio del castillo fuera suyo y sólo suyo y como tal bajaran a tomarlo. Tras este apoteósico final del primer asalto (curiosamente tuvimos el segundo asalto durante el primero) nuestro cuerpo no daba más de sí así que decidimos por unanimidad retirarnos a recuperar fuerzas para la siguiente noche.

La noche del sábado fue la definitiva para afianzar nuestras posiciones en el Castillo de la Triste Condesa, conocido también por el Castillo de Don Álvaro de Luna o del Condestable Dávalos. Nuestro escuadrón (formado por tres personas) se retrasó en las maniobras preliminares, por lo que no pudimos estar presentes en el ataque del batallón The New Raemon, asistiendo tan solo a sus últimas acometidas, tan certeras y satisfactorias que hicieron que me arrepintiera de no haber podido contemplar toda su actuación, error que pretendo subsanar en cuanto se me presente la ocasión.

A este ataque lo siguió otro igualmente satisfactorio de la comandante Zahara, que en esta ocasión iba acompañada de cierto escuadrón con soldados fabulosos y que incluso contó con la compañía de Ricky Falkner en la embestida de Funeral. Como personalmente tenía la esperanza, no se limitó al repertorio de acciones recién publicadas en forma física. Un hecho relevante del ataque de este batallón es que, cuando se hizo una prueba de sonido (o alguna otra maniobra extraña) basándose en Merezco, los asistentes la siguieron como si de un verdadero combate se tratara.
Posteriormente Standstill propició un ataque sorpresa muy enérgico, que elevó la moral de todas las tropas y que, como bien comentó una compañera de escuadrón y amiga empleando una metáfora muy acertada, nos hizo cantar incluso desconociendo la canción. Personalmente, acabé encantada de estos.

Tras ellos prepararon su ataque los cabecillas de la noche, The Sunday Drivers. He de decir que esperaba un embate diferente, que me gustó seguirlo y acompañarlo a mi manera y me hizo ilusión el presenciar y escuchar I, pero que me defraudaron un poquitín. No estoy diciendo en absoluto que fuera un ataque incorrecto, ni siquiera soso o falto de química con el resto de los presentes. Pero... esperaba otra cosa.
Decidimos retirarnos a las gradas debido al agotamiento de la parte inferior de las extremidades inferiores (esto es: los pies) haciendo una previa excursión en busca de comida. Realmente esta maniobra evasiva (de cansancio) no fue completamente efectiva, dado que una vez a-sentadas no pude evitar ponerme en pie a bailar bajo el influjo del último movimiento estratégico de la noche, comandado por We are standard. Guste o no guste, es lo que mandan queriendo o sin querer y así se podía a ver a todo el castillo moviéndose sin orden ni concierto. Más bien de eso último sí. Y mucho.

Para finalizar festejamos nuestra victoria con el dj Rojiblanco con más bailes sin control, hasta que parte del escuadrón dijo "¡Basta!" y regresamos al campamento base con una sonrisa en la boca y ganas de más. Mucho mucho más.

Repetimos.
Asalto al castillo del pop realizado.
Resultado: altamente satisfactorio.






Las fotografías son, por orden:
We are Standard, por Ana

Santi Balmes, cantante de Love of Lesbian, sacada por una chica muy simpática con pase de prensa a la que Ana le pidió el favor.
Zahara y Ricky Falkner (a la derecha), por mí.
Jero Romero, cantante de The Sunday Drivers, por Ana.

9 comentarios:

X dijo...

Jajaja, ¡qué bien contado! Me tengo que bajar el último de los Drivers a ver qué tal suena, los otros tres, sobre todo el segundo, son geniales.

bydiox dijo...

Yo únicamente fui el sábado y la verdad es que estuvo bien. The New Raemon me encantó y aunque éramos poquitos (la gente durmiendo / haciendo botellón, supongo) la gente que estábamos nos sabíamos las canciones.

Zahara con banda genial, me perdí el concierto pucelano así que era mi primera vez con la banda al completo y la verdad es que me gustó. No es lo mismo que en acústico pero sigue mereciendo la pena.

Standstill brutales. Era la segunda vez que los veía y cada vez me gustan más. Creo que la culpa la tienen Nudozurdo, porque escucho bastante a ambos grupos desde hace varios meses y me encantan [Nudozurdo again en Valladolid, oh sí]

The Sunday Drivers psé. Será que ya había estado en un concierto suyo o que estaba sentado en las gradas... pero me aburrieron. Me da en la nariz que siempre hacen el mismo concierto (como Sidonie). Eso sí, 'On My Mind' sigue siendo su hit.

We Are Standard. El cansancio acumulado hizo que nos tuviéramos que ir demasiado pronto, pero seguro que fue también un conciertazo.



El Ecopop me decepcionó en cuanto a la poquita gente que hay, estoy bastante acostumbrado a festivales un poco más grandes y casi diría que el Palencia Sonora mueve más fiesta. Una pena.

bydiox dijo...

P.D: Por cierto, ¿quién ha hecho la primera foto? Estaba pensando que era mía pero no lo es y yo tiré un par con el móvil justo en esa posición :O

Psicodélica dijo...

Que bien suena todo esto... ahhh!
Yo si quieres voy a la Bahamas contigo:)
Y gracias por las felicitaciones!!
besitos!

Ailën dijo...

@bydiox: La primera foto la hizo una amiga, cuando nos subimos a las gradas en el concierto de We are standard (el cansancio también). Así que si estuvisteis por ahí al principio del concierto coincidiríamos. Si no, ocuparíamos vuestro sitio :^P


¡Nos veremos viendo a Nudozurdo, pues! (supongo)

Yopopolin dijo...

pues me voy a apuntar algunos de estos grupos e investigo...

que tal mi recomendacion? Ya viste Once?? Espero tu opinion... xD

Eduardo dijo...

Saludos fraternos, me ha gustado mucho tu espacio... deberas tiene mucha actitud.

Un abrazo

Tea Girl dijo...

Vamos, que os lo pasastéis "pipa" ;)

Un besote musical

PD: Buen comienzo de semana!

Aïcha dijo...

Que envidia¡¡¡ sin duda suena tan estupendamente bien¡¡¡ Un beso