viernes, 7 de agosto de 2009

Frontenis

Mi tío y mi hermano se van a jugar al frontenis a las pistas que hay junto al pinar. Ya les he dicho yo que probablemente les toque volverse porque hay que reservar. Pero seguramente me equivoque, era por fastidiar. Después de toda la parafernalia relativa a buscar las raquetas y elegirlas (realmente no sé dónde está la dificultad, hay una nueva y dos iguales, viejas, de madera) tocaba la búsqueda de las bolas amarillas. Que si es necesario comprar unas nuevas, que si dado que nunca se usan no lo es, que si son malas, buenas, van deprisa o despacio. A mi madre, a ver si se animaba a ir. Ella no, mi padre se pegó un tajo bastante interesante en la pierna esta mañana y yo detesto todo tipo de deportes con raqueta excepto quizá el bádminton y las palas de playa. Así que allá van los dos solos a enfrentarse al duro calor del verano castellano a las cinco y media de la tarde. ¡Ánimo, muchachos!

Minutos después. "Estos dos se han dejado las pelotas."
Mi madre.


En realidad no se habían ido todavía.


Fotografía: frontenis, de JAVIER-F

4 comentarios:

Psicodélica dijo...

Puaj. Deportes.
No son lo mío.
Aunque el bádmiton es bastante divertido! (Y es que suspendí las pruebas del gimnasia jaja)
¿No preferiran tomarse un heladito en estas tardes de calor?
Calor en todas partes menos en Galicia. jajaja
:)

beautifulnemo dijo...

Hola! Muchísimas gracias por tu comentario, qué ilusión! Te añado a favoritos para poder seguirte, espero que no te importe:)

Celia dijo...

Uffff... hay que tener valor a las 5 de la tarde... como los toreros, a enfrentarse y retar al sol y al calor...

Tea Girl dijo...

A mí me gustan más los deportes de agua ;)

Un beso!


PD: ¿Cambio de look? Me gusta.

PD2: Me acabo de acordar que tengo que hacer el meme al que me invitaste...